Friday, December 6, 2013

Valores invertidos



Malecón de La Habana, Siglo XXI

 El daño que la familia Castro, sus seguidores y admiradores y el proceso que todos los cubanos hemos, de una manera u otra, soportado, le ha hecho un daño a la nación cubana de proporciones incalculables, ya se están viendo las consecuencias. 


 La destrucción de la economía, de la infraestructura, de ciudades y pueblos, del ecosistema no son tan importantes como el daño moral, educacional, el cambio de valores éticos, cívicos, o mejor dicho, su destrucción.


 La población ha aprendido cosas aberradas y destructivas. Durante tantos años de esclavitud han llegado a la conclusión de que por medio del trabajo no se consigue mejorar la vida sino todo lo contrario porque han estado trabajando por salarios de miseria con la promesa de gratuidades que no llegan a nada, porque la salud pública se empeora constantemente y la educación casi ha desaparecido por completo, sin contar que los cubanos de a pie son incapaces de satisfacer necesidades elementales como comprar papel higiénico, jabón, comida, a precios razonables en concordancia con los salarios que ganan, para no hablar de comprar otras cosas, también necesarias, como vehículos, ventiladores, refrigeradores, cocinas o pintura para la casa, si es que tienen una casa, pues el hacinamiento, la falta de viviendas es otro problema serio que no ha habido un país comunista capaz de arreglarlo sino que se ha empeorado en todos estos países. Entonces, la población cubana lo que ha aprendido es que trabajando no se llega a nada y eso está mal, también han aprendido que la propiedad común no es propiedad, y esto es cierto, y con la supuesta revolución educativa, donde frases como "gracias", "por favor", "buenos días", "por nada", se convirtieron en símbolos burgueses, la violencia en las maneras y la chabacanería devinieron norma y toda la población ha sido arrastrada a la grosería y la mala educación, la falta de refinamiento y cultura, porque, y esto no es nuevo en Cuba, la buenas maneras podrían interpretarse como "debilidades" de género o de carácter.


 El camino que le queda a Cuba por recorrer para convertirse en nación es largo y agreste. Sólo el civismo y la intolerancia ante lo mal hecho y la grosería nos sacaran del profundo y oscuro hueco donde nos hemos sumergido por nuestra propia voluntad y eso amigos míos es lo peor, que todos tenemos la culpa de lo que nos pasa, unos por hacer y otros por no hacer y dejarse llevar.

No comments:

Buscando extraterrestres

Encontrar extraterrestres, comunicarse con otras civilizaciones ha sido una constante entre nuestros científicos y en la imaginación p...