Wednesday, May 24, 2017

El peor terrorista

Ahora Silvio Rodríguez arengando a los venezolanos para que sigan marchando hacia la miseria y el despotismo, y recuerda tiempos pasados de atentados en La Habana cuando Castro tomó el poder por la fuerza pero no recuerda los cientos de atentados ordenados por el mismo Castro para aterrorizar a la población y cumplir con su objetivo. 
Atentados con bombas en cines y tiendas donde morían o eran mutilados ciudadanos comunes en nombre del ego desmedido y los trastornos de personalidad delirantes de Fidel Castro, el peor terrorista.  

Wednesday, May 17, 2017

Día del Bombero

En Cuba el Día del Bombero se celebra actualmente el 13 de noviembre, porque dicen que fue ese día del año 1696 cuando se fundó el primer cuerpo de bomberos en Cuba, pero antes de 1959 el Día del Bombero se celebraba el 17 de mayo, porque un 17 de mayo de 1890 en los almacenes de la ferretería de un tal Juan Isasi ubicados en las calles Mercaderes y Lamparilla en La Habana Vieja, se desató un voraz incendio al que acudieron los bomberos voluntarios y mientras trabajaban en extinguir las llamas una explosión intensificó el siniestro que terminó cobrando la vida de 38 personas, 25 de las cuales eran bomberos. 

En realidad el cambio de fecha se produjo porque Fidel Castro el 17 de mayo de 1959 dictó la orden que se conoció como Ley de Reforma Agraria, donde embargaba y repartía a su antojo las tierras. Ley con la que muchos campesinos que poseían tierras y no eran latifundistas no estuvieron de acuerdo, pero al final, como ley surgida del más puro populismo tuvo  acogida entre los mismos que sufrirían después la monopolización del país por un estado amo y dueño absoluto de la tierra, los animales, los cultivos, los medios de producción y los seres humanos.

Entonces en el presente el 17 de mayo en Cuba es el Día del Campesino.

Espero que en el futuro el campesino cubano reciba un tratamiento más digno y pueda tener de verdad su propia tierra y generar con sus animales y cultivos ganancias reales que le permitan una vida decente y su día sea celebrado en una fecha más representativa, y que el 17 de mayo vuelva a ser el Día del Bombero y se honren esos hombres que dieron su vida en favor de la comunidad de la forma más altruista, más generosa y desinteresada.

Tenemos que tratar de recuperar nuestras memorias y nuestras tradiciones que el castrismo se ha empeñado en borrar. La dictadura ha puesto un gran esfuerzo en hacernos desaparecer como nación, como pueblo, convirtiéndonos en ignorantes de nuestra propia historia.


Friday, March 24, 2017

San Agustín, Florida

San Agustín es una ciudad en la costa este de La Florida y es el asentamiento europeo más antiguo del continente norteamericano habitado sin interrupción.
Fue fundada por Pedro Menéndez de Avilés en 1565.
Muchas veces la pérfida Albión intentó tomar por las armas la ciudad sin éxito y triste ironía, la ciudad fue cedida pacíficamente a los britones en 1763 por el Tratado de París (uno de ellos).
Fue devuelta a la Corona española posteriormente hasta que por fin en 1821, España le vende la ciudad a Estados Unidos por cinco millones de dólares y el respeto a las fronteras oestes.
Espero que disfruten las fotografías de esta linda e histórica ciudad.


Hotel Alcázar, construido por Flagler y actualmente el edificio alberga el "Lightner Museum"
San Agustín iluminándose para Navidad.
 "Hotel Ponce de León" de 1888, ahora "Flagler College" desde 1968
Patio interior del antiguo hotel.
Detalle en el vestíbulo del hotel

Castillo de San Marcos

La Cruz de Borgoña.

Grafiti centenario en los muros del castillo.


La vista del artillero

Calle turística
Antigua puerta de entrada a la ciudad.




Monday, January 30, 2017

Herbert Spencer, por José Martí

Por su cerrada lógica, por su espaciosa construcción, por su lenguaje nítido, por su brillantez, trascendencia y peso, sobresale entre esos varios tratados aquel en que Herbert Spencer quiere enseñar cómo se va, por la excesiva protección a los pobres, a un estado socialista que sería a poco un estado corrompido, y luego un estado tiránico. Lo seguiremos de cerca en su raciocinio, acá extractando, allá supliendo lo que apunta; acullá, sin decirlo, arguyéndolo. Pero ¡cómo reluce este estilo de Spencer! No es ese estilo de púrpura romana de Renán, sino cota de malla impenetrable, llevada por robusto caballero. Muévese su lenguaje en ondas anchas, como las que imprime en el océano solemne un imponente vapor trasatlántico. Es su frase como hoja de Toledo noble y recia, que le sirve a la par de maza y filo, y rebana de veras, y saca buenos tajos, y tanto brilla como tunde: derriba e ilumina. Su estilo no tiene muchas piezas, ni las ideas le vienen de pronto y en racimo, y ya en la familia y dispuestas a expresión, sino que las va construyendo lentamente, y con trabajoso celo leyéndolas en los acontecimientos. Se inflama a ocasiones en generoso fuego; pero la llama, que brilla entonces intensa, dura poco. Es un estilo de cureña de artillería, hecho como para soportar las andanadas certeras que desde él dispara el pensamiento. Habla, como otros en cuadros, en lecciones; tanto, que a veces peca de pontífice. Como en una idea agrupa hechos, en una palabra agrupa ideas. Sus adjetivos le ahorran párrafos. El funcionarismo, que tiene intereses comunes, es ‘coherente’; el público, que anda suelto y se pone raras veces al habla, es ‘incoherente’. ‘Agencias’ son las fuerzas sociales. Ve el flujo y reflujo periódico de la vida en los pueblos, como un anatómico ve en las venas el curso de la sangre. Escarda cuidadosamente, entre los hechos diversos, los análogos; y los presenta luego bien liados y en hilera, como soldados mudos, que van defendiendo lo que él dice. Anda sobre hechos. Puede descontar de su raciocinio, como sin duda le acontece, un grupo de sucesos que debiera estar en él, y le hace falta para que no manque; pero no traerá nunca a su milicia formidable revelaciones que no recibe, ni especulaciones teóricas que con razón desdeña. De fijarse mucho en la parte, se le han viciado los ojos de manera que ya no abarca con facilidad natural el todo; por lo que, con tanto estudiar las armonías humanas, ha llegado como a perder interés, y fe, por consiguiente, en las más vastas y fundamentales de la Naturaleza. Y este aspecto le viene de su gran cordura y honradez; pues ve tanto que hacer en lo humano, que el estudio de lo extrahumano le parece cosa de lujo, lejana e infecunda, a que podrá entregarse el hombre cuando ya tenga conseguida su ventura; en lo que yerra, porque si no se les alimenta en la ardiente fe espiritual que el amor, conocimiento y contemplación de la Naturaleza originan, se vendrán los hombres a tierra, a pesar de todos los puntales con que los que refuerce la razón, como estatuas de polvo. Preocupar a los pueblos exclusivamente en su ventura y fines terrestres, es corromperlos, con la mejor intención de sanarlos. Los pueblos que no creen en la perpetuación y universal sentido, en el sacerdocio y glorioso ascenso de la vida humana, se desmigajan como un mendrugo roído de ratones.
“Herbert Spencer.” La América. Nueva York, abril de 1884. Tomo 15. Páginas 387 y 388

El peor terrorista

Ahora Silvio Rodríguez arengando a los venezolanos para que sigan marchando hacia la miseria y el despotismo, y recuerda tiempos pasados de...