Wednesday, November 20, 2013

Una cosa es democracia y otra es capitalismo

Las banderas de Estados Unidos y China ondean en Wall Street


 Actualmente, políticos, economistas, filósofos y sociólogos discuten el socialismo y el capitalismo como sistemas que funcionan en un mismo nivel o son comparables. Desde mi punto de vista no son de la misma categoría, más bien similares, pues el capitalismo es un sistema netamente económico, la política se supedita a la economía y sus leyes mientras que el socialismo es todo lo contrario, el socialismo es un sistema político que pretende someter las leyes naturales de la economía al sistema y sus intereses, que aunque no lo crean, sí, las leyes económicas son naturales, emanan de la misma esencia humana.

  
 Esto es de forma simplificada, lo que hace estos sistemas tan diametralmente opuestos, no hablamos de resolver los problemas de respeto a derechos humanos o la miseria, ninguno de los 2 sistemas per se es capaz de satisfacer estos o acabar con aquella, es la democracia, la filosofía democrática que se está desarrollando por escasas centurias en occidente y que está en estadios muy tempranos en países como los latinoamericanos o en estadios un poco más avanzados como en Francia, lo que realmente garantiza la libertad, el respeto a los derechos humanos, la capacidad de una nación de luchar contra la miseria y males derivados de esta, porque, aunque el socialismo se disfraza de gran emancipador, de gran liberador, de sistema capaz de acabar con todas las injusticias y traer bienestar para todos, en realidad es todo lo contrario, el socialismo es incapaz de resolver ningún problema, necesita para sobrevivir anular los derechos humanos y universalizar la esclavitud y la miseria.

  
 Es imposible con un sistema socialista hablar de libertad o derechos humanos y mucho menos hablar de pobreza, hambre, explotación y por ende es imposible trabajar para acabar con esos males, porque siendo el socialismo un sistema que se vende como la gran solución, decir que el sistema está mal es subversivo y gravemente penalizado porque en realidad se está diciendo que los dueños únicos son corruptos y están explotando y empobreciendo al pueblo. Esta es una realidad indiscutible, todos los que hemos vivido en países extremadamente socialistas (Unión Soviética, Hungría, RDA, Checoslovaquia, Cuba, etc.…) lo sabemos, los que viven en países socialistas moderados (España, Suecia, Suiza, Italia, Portugal, Holanda, Canadá, etc.…) no lo saben porque todavía hay una clase capitalista que genera bienes para todos y un sistema democrático que garantiza libertades y con ello garantiza el control del capitalismo para evitar que se adueñe de todo y someta al pueblo a una explotación descontrolada e inhumana (como pasaba en los primeros años del capitalismo) porque entre el capitalismo y la economía socialista, en realidad no hay mucha diferencia, en el capitalismo hay varios explotadores controlados por la democracia que se supone debe proteger al pueblo, y en el socialismo es un explotador único protegido por sus propias leyes para exprimir al pueblo hasta la última gota y no admite competencia capaz de proteger al pueblo, el socialismo es la corrupción más pura, es el neo esclavismo; el capitalismo es corrupción también pero que permite la existencia de un aparato controlador, la democracia, que regula el sistema para mantener un balance entre los dueños y los empleados, cuando esta democracia es inmadura y corrupta entonces pasan desastres como el de Venezuela, de Bolivia o incluso, como el de los Estados Unidos donde la balanza se mueve demasiado a la izquierda y los generadores de riquezas comienzan a desaparecer,  y donde a pesar de tener instituciones sólidas y menos corruptas que las de otros países, también está siendo minado por la corrupción y la mentira socialista que le dice a la gente que van a tener todo sin hacer nada.

  
 El pensamiento de izquierda es socialismo no importa cómo se disfrace. Los extremos de ambas corrientes de pensamiento (izquierda y derecha) conducen al fascismo y no se puede permitir que la barra se mueva mucho para la izquierda, porque hoy estamos discutiendo el Obamacare y mañana estaremos discutiendo la nacionalización de la Coca Cola o de Ford o el nombre que tendrá el Partido Único de la Gran Idea.

6 comments:

Simon-Jose said...

“Reaparece el viejo sofisma de la paradoja democrática: la posibilidad de que la democracia sea destruida democráticamente por la voluntad de la mayoría de los ciudadanos. Es lo que sucedió, entre otros lugares, en Argelia. Pocas cosas reconfortan tanto a los enemigos de la democracia como estos casos de suicidio democrático consentido, de transición a la tiranía por la vía electoral. Nada les regocija tanto como la posibilidad de que las urnas se llenen de votos antidemocráticos. No dejan con ello de ser consecuentes. También los hiperdemócratas que identifican la moralidad con la voluntad de la mayoría tienen que rendirse a esta dictadura de los grandes números, a este abuso de la estadística (Borges). Si la mayoría siempre tiene razón, también la tendrá cuando opte por la tiranía. Otra cosa sería adherirse a alguna forma de funesto elitismo. La mayoría adquiere así una especie de infalible e inapelable condición oracular.
Pero se trata de una pura falacia. En el caso de que la mayoría optara realmente por un sistema antidemocrático, cosa en absoluto imposible ya que la democracia sólo brota allí donde los hombres aman la libertad, no sería más democrático acatar esa voluntad que no hacerlo. La democracia sería entonces, en cualquier caso, imposible. Cuando la legitimidad se extingue, la pura fuerza suplanta al Derecho. Da igual que sea la fuerza de la mayoría que la de la minoría, si ambas son ilegítimas. Pero la democracia no consiste en el despotismo de la mayoría sino en un sistema de limitación del poder y de garantía de los derechos. Si la mayoría renuncia a la democracia, la resistencia a su opresión no es antidemocrática por minoritaria que pueda ser. La derecha y la izquierda radicales se dan aquí, como tantas veces, la mano. El odio a la libertad hermana mucho. No se puede destruir la libertad en nombre de la libertad. Si la mayoría opta por la tiranía, no puede hacerlo en nombre de la democracia. Las cadenas no dejan de serlo por muchos que sean quienes las reclamen. Los esclavos voluntarios y felices no dejan de ser esclavos. Resistirse a la opresión de la mayoría nunca es antidemocrático. No es lícito utilizar la libertad de los más para abolir la libertad de todos. La democracia no es la tiranía de la mayoría sino la defensa de la libertad de cada uno. Vale más la voz de un hombre libre que el griterío de una muchedumbre de esclavos fanáticos. Por lo demás, la libertad es un valor fundamental, pero nada garantiza el buen uso que se haga de ella, salvo la moralidad y la responsabilidad. La libertad no se identifica con el bien sino con la condición de la posibilidad del bien y del mal.
No hay paradoja democrática. Sólo afecta a quienes defienden una concepción equivocada y radical de la democracia que la identifica con el imperio mecánico de las mayorías. Pero eso no es democracia sino tiranía de la mayoría. Si la mayoría de un pueblo desea la tiranía, es casi seguro que logrará implantarla, pero nunca tendrá derecho a hacerlo en el nombre de la libertad y de la democracia”.

Simon-Jose said...

Las anteriores palabras son del Profesor y Jurista Español Sánchez-Cámara.

Hace varios días que no venía por aquí, por falta de tiempo. Y me encuentro un comentario, en el anterior post, donde insinúan que yo puedo destruír la revolución y que por ese motivo tienen que vigilarme.
Voy a empezar a creerme importante y se lo mostraré a los amigos.

Un fuerte abrazo,
Simón José.

Anonymous said...

Buena la cita anterior, es verdad que ha pasado el cambio de libertad a tirania y seguira pasando. Saludos Cualquiera.

La Segunda Rueda said...

Saludos a todos. El policia cibernético lo tengo hace tiempo, a veces comenta y a veces manda mensajes. En un tiempo trataron de sabotear el blog pero parece que Google no lo permite. La gente mala siempre va a existir. Tenemos que seguir siendo buenos. Viva la libertad.

Anonymous said...

Amigo mio,
Y demas visitantes;
Den una vuelta por este link:

http://unguajiroilustrado.com/2013/10/21/metafora-del-modo-subjuntivo/#more-1172

Yo se que pasan muchas cosas y mas o menos las pasamos o las criticamos, pero esto es abominable.
En los comentarios hay muchos que tratan de defender lo indefendible y hablan de que esa foto de TV no es real, y alegan unas cuantas cosas, etc., pero ninguno se refiere a que el maestro está mirando la película sentado sobre una alumna.
Y la foto es real. Yo soy técnico de TV y se que esas fotos se pueden hacer y quedan tal como se ven esas. Y se ve en la esquina derecha inferior el reflejo del flash del teléfono celular que "tiró" la foto.

NO dejen de ir. Es doloroso.
Simón José.

Anonymous said...

mas de lo mismo, animalada sin control

Como esas cosas que prefiero no ver

Eres como esas cosas que prefiero no ver porque en mi memoria son más bellas Porque eres sincera pero también como invierno en primav...