Monday, October 15, 2012

De Seguros, Humanos y Políticos

Capitolio de Tallahassee, Florida (La guarida menor, la mayor está en Washington)



  Erase que se era una vez en el mundo, que la gente podía trabajar y con su salario podían comprar o alquilar una casita, mantener una familia e incluso, pagar gastos inesperados como el ingreso a un hospital o la reparación del carro o del techo. 

Algunos logotipos de los bandidos.
 Pero aparecieron inteligentes lobos vestidos de lana que se hicieron llamar compañías de seguro, sembraron miedo en la gente y prometieron pagar la eventualidad si le daban una pequeñita cuota mensual. 

 Los seguros se convirtieron en una opción más que agradó a muchos que temieron no tener lo que siempre habían tenido, que temieron despilfarrar lo que debían ahorrar y otros que pensaron que podían obtener por un pago mínimo un beneficio máximo, (en todas las clases y niveles hay lobos vestidos de oveja). 

 Entonces los seguros comprendieron que ganarían más dinero y vivirían más felices y despreocupados si todos tenían que pagar por sus servicios y comenzaron a pagarle a los que prestaban los servicios, mensualidades fijas, seguras, cómodas, y comenzaron a pagarle a los que podían cambiar las leyes para que todo estuviera de acuerdo con sus necesidades de hacerse ricos y poder retirarse a una playa mientras la gente seguía preocupada con las eventualidades que a veces llegan y a veces no y que ahora, no podrían pagar el arreglo del techo o la visita al médico, porque los seguros se encargarían de eso y le pagarían al mecánico y al médico una miseria, al político una fortuna y con el resto se quedarían ellos para dar un servicio mediocre y sobre todo, pagarse sus eternas vacaciones y las primas mensuales subieron. 

 Y así es la historia de cómo una sociedad libre, trabajadora y responsable se convirtió en una sociedad temerosa, ignorante, irresponsable y esclava de las compañías de seguro y la política. 

 No dudo que en cualquier momento sea obligatorio comprar servicios de alarmas o cosas así. Ya estamos obligados a comprar seguros, usar el cinturón de seguridad, pagar impuestos sin sentido, incluída la "seguridad social" aunque no quieras participar, y un largo etcétera

1 comment:

Anonymous said...

Since researching for a short time to get a great content articles pertaining to this point . Checking out in Google I finally picked up this blog. After reading these details I'm just glad to enunciate that I've got a really good impression I discovered whatever I wanted. I most certainly will ensure to don't forget this web site and take a visit consistently.

Como esas cosas que prefiero no ver

Eres como esas cosas que prefiero no ver porque en mi memoria son más bellas Porque eres sincera pero también como invierno en primav...