Wednesday, April 3, 2013

Sobre Cuba, el mundo y el futuro.

Damas de Blanco reprimidas por Castro durante una de sus marchas por la libertad de los presos políticos y el respeto a los derechos humanos.



 Quien ha vivido en Cuba toda su vida conoce a otros países tan sólo a través de la tele, libros, historias o las películas, pero también los ha conocido a través de la propaganda gubernamental, de la constante tergiversación de la realidad, la constante mentira que de muchas maneras distintas dice que Cuba es segura y el resto del mundo un caos de violencia y miseria y los ha conocido a través de los turistas socialistas que viajan a Cuba buscando drogas y mujeres baratas. 


 El hecho de que más del 90% de la población cubana sobreviva malamente y se hunda en la miseria, el hambre, la insalubridad, no significa que sean capaces de darse cuenta ellos mismos de lo que les pasa porque todos viven una realidad similar y no pueden compararla con la realidad de otros lugares. La esperanza y el optimismo son inherentes al ser humano y la negación subconsciente de situaciones dolorosas, realidades adversas, también.


 Después de haber pasado toda mi vida en Cuba y haber vivido fuera de ella por unos 10 años, me doy cuenta que es verdad que los cubanos tenemos una desinformación inmensa en todos los sentidos, el mundo es muy diferente y mucho mejor de lo que podemos imaginarnos y que absolutamente todo lo dicho por la subversiva propaganda castrista es mentira, pero, también me he dado cuenta que la mayoría de los que tratan de estudiar, entender y explicar la situación cubana desde afuera, y digo la mayoría por no decir todos, no saben mucho ni entienden bien la psicología ni la realidad cubana ni cómo se relacionan la tiranía y el pueblo porque hasta los que vienen de Cuba y comienzan a hablar del tema, sencillamente comienzan a decir lo que los medios quieren escuchar o lo que los "super estudiosos"  del tema han establecido como cierto y de esa manera se garantizan un lugar en la radio o la televisión, porque en realidad no les interesa mucho lo que pasa o deja de pasar en Cuba o lo que otros se creen o quieren creerse.

  
 En Cuba hay una población acostumbrada a mentir sobre sus verdaderos pensamientos y sentimientos. Incluso después que abandonamos Cuba para siempre seguiremos mintiendo y si nos preguntan los motivos por los que nos fuimos, unos pocos dirán la verdad y la mayoría dirá que se fueron por problemas económicos o cualquier otra babosada que no ponga en peligro su capacidad de regresar a Cuba de visita o la integridad de su familia en la isla, porque muchos cubanos creemos que la tiranía es capaz de escucharnos todo el tiempo y saber qué decimos y cuando y si decimos algo que no le guste nos puede quitar el derecho a regresar o puede encarcelar a nuestros familiares, quitarles la comida, sacarlos del trabajo, mandarlos a otras provincias, quitarles la casa o cosas parecidas.

  
 Todo esto quizás lo sabe todo el mundo, quizás no he dicho nada nuevo, pero, por algún motivo, todo el mundo que no ha sido cubano en Cuba o que no es cubano y que me ha preguntado  sobre Cuba, invariablemente me pregunta: "por qué los cubanos no hacemos nada", entonces yo me pregunto lo mismo sobre los rusos, los polacos, los húngaros, los chinos y todos los demás, porque seamos realistas, el Movimiento Solidaridad, Sakharov, la protesta de Tiananmen y todo lo que me quieran recordar, no consiguieron mucho, la realidad es que el comunismo se acabó cuando a Gorbachev le dio la gana, si no hubiese hecho las cosas que hizo, probablemente todavía estuviésemos hablando de la Unión Soviética y la Guerra Fría en presente, (lo mismo digo para los Estados Unidos, el gran modelo de democracia, donde todos los días el gobierno federal y los gobiernos locales emiten abusivos impuestos y nadie puede hacer nada por evitarlo pero eso es otro cuento).



  En Cuba el Che Guevara es bueno y los americanos, los argentinos, los chilenos, los españoles, los puertorriqueños, los colombianos, los iraníes, los franceses, en fin, el resto del mundo, son malos y punto, es así, en Cuba el gobierno es bueno y el gobierno es Cuba y Castro es Cuba y es el Socialismo y es la esperanza del mundo, e ir contra el gobierno es ir contra Cuba y la esperanza mundial, porque en Cuba el comunismo es bueno y la libre empresa, el desarrollo, la libertad de expresión, el aire acondicionado, el agua fría para tomar y el agua caliente para bañarse, el papel higiénico, los restaurantes, en fin, cualquier lujo, comodidad o libertad, son malos. Es así gústele a quien le guste o pésele a quien le pese y no se puede pretender ganarse esa población queriendo que vean de una sola vez lo confundidos que están, es iluso y estúpido, lo siento por quien cree que porque la realidad demuestra que el mundo libre está en lo cierto y el comunismo equivocado piensa que los cubanos lo van a ver y darle la razón inmediatamente, no lo harán, lleva un proceso largo de desintoxicación, de aprendizaje, de demostrar la realidad poco a poco, porque es muy difícil despertar un día y reconocer de una vez que toda la vida se ha estado equivocado y se ha luchado por una mentira y no se puede atacar a quien está comenzando a ver y todavía tiene ideas confusas e inciertas, todo lo contrario, se tiene que abrazar y se le tienen que ayudar. Por eso creo que la libertad de Cuba pasa por un camino de extender la mano y ensuciarla en el barro castrista para poder sacar a los que se ahogan en ese pantano y poderles mostrar la realidad del mundo, con sus cosas buenas y malas pero donde el trabajo es premiado y se puede soñar y luchar por uno mismo a diferencia de Cuba, donde todos tienen que vivir sin esperanza, sin futuro, en la miseria y la esclavitud por el bien de "Cuba y el socialismo" que en resumen, como dijimos antes, es el gobierno, es Castro.

  
 No podemos esperar nada de los periódicos o medios de comunicación grandes de Estados Unidos o Europa, son procastristas, son comunistas en el centro de su alma y no les gusta que su paraíso tropical sea descubierto como el infierno que es. No podemos esperar nada de Estados Unidos o Europa, han demostrado que pueden terminar con regímenes despóticos de un día para el otro, pero para eso, tiene que haber petróleo por el medio. No podemos esperar apoyo de los latinoamericanos, la realidad de corrupción, subdesarrollo y abuso que viven los ha llevado a odiar la democracia y adorar a Castro. Tan sólo podemos confiar en nosotros mismos, nuestra realidad y nuestros compatriotas que confundidos o no, han sido capaces de sobrevivir con esperanza medio siglo de esclavitud, abusos, tiranía mentirosa de un país que está en estos momentos más atrasado de lo que estaba hace 50 años y sin embargo, siguen siendo capaces de ver la vida positivamente y desarrollarse en cuanto tienen la oportunidad de hacerlo. Nuestro futuro depende completamente de nosotros mismos, de lo unidos que podamos estar en la lucha común, lo enfocados que podamos estar en el fin común de acabar con la tiranía, lo capaces que seamos de dejar el ego, el deseo de protagonismo a un lado y poner en primer lugar el bien de todos. 




10 comments:

Esperanza E. Serrano said...

Saludos, Segunda Rueda.
Me contagia tu entusiasmo, tu sabiduría y tu capacidad de entender la realidad que nos ahoga dentro y fuera de Cuba. Gracias, amigo, por este post conciliatorio.
Anoche dejé un comentario en el blog de Zoé Valdés ( http://zoevaldes.net/2013/04/01/alan-gross-o-a-llorar-que-se-perdio-el-tete/ )bastante amargo.
Hay momentos en que no quisiera haber nacido en Cuba, pero mi cordón umbilical está enterrado allá, en esa tierra que no piso desde que me dieron la salida definitiva. Salí con el corazón destrozado por lo que dejaba atrás, pero con la firme decisión de empezar una nueva vida en esta tierra de libertad y de oportunidades. Guardo en mi memoria el dolor de la despedida. Al irme no sabía que nunca más volvería a ver a mi hermano Ariosto y a mi media hermana Vicenta. Ambos ya partieron de este mundo y no pude darles el último adiós.
Me fui de la que alguna vez fue mi patria (antes del 59)un día frío y gris de febrero del 97 Probablemente Cuba nunca más volverá a ser mi patria. La mafia castrista se la robó y yo no comulgo con ellos.
Me siento frustrada como ciudadana cubana, creo que por eso he abrazado con todo mi corazón la ciudadanía americana. Pero te confieso que dentro de mi existe un volcán de contradicciones, quisiera olvidarme de Cuba y de todos sus problemas, pero no puedo. Por más que lo intento siempre sucumbo a la esperanza de que algún día todo será diferente.
Un abrazo
Espe

La Segunda Rueda said...

Espe, entiendo y comparto tu dolor, yo nunca conocí a mis abuelos, mi padre nunca más vió a su padre y mi hermana nunca más vió a su madre que murió por culpa de la desidia, la falta de libertad y la mentira castrista. Me pasa lo mismo que a tí, es muy triste. Se que el daño que la mafia castrista ha causado a nuestra nación es inmenso y reparalo costará mucho y llevará mucho tiempo. Espero que pueda ser reparado, se que puede ser reparado siempre que podamos enfocarnos en eso, lo importante. Un abrazo Espe. Cuba siempre.

La Segunda Rueda said...

Espew, leí tu comentario y todo eso lo sé y no es nuevo, pasa en todas partes, siempre hay una mayoría que prefiere lo fácil, porque el desarrollo, el mejoramiento, la ilustración, requieren trabajo y esfuerzo al igual que la libertad y con la libertad es mucho más difícil, porque yo puedo conocer a Mozart y Mendel de memoría y recitar a Goethe y a Walt Whitman de izquierda a derecha y de derecha a izquierda, pero la libertad no sólo se aprende, sino que hay que conquistarla y una vez conquistada hay que mantenerla. Mira, en Facebook publiqué algo sobre el tema de un filósofo escocés. Parte de lo que puse te lo pego aquí: "A democracy is always
temporary in nature;
it simply cannot exist as a permanent
form of government. A democracy will continue to exist up until
the time that voters discover that they can vote themselves generous
gifts from the public treasury. From that moment on, the majority
always votes for the candidates who promise the most benefits from
the public treasury, with the result that every democracy will finally
collapse over loose fiscal policy, (which is) always followed by a
dictatorship." También puse un pequeño poema que hice sobre Cuba y este mismo tema, le puse Ädios Cuba" y es que allí, mucha gente me demostró ignorancia y bajeza, mucha gente fue mala y egoísta, nunca les importó el dolor de otros, tan sólo sobrevivir ellos mismo, y lo siguen demostrando fuera de Cuba, entonces más peligrosos porque tienen más recursos, eso es lo que hay, es lo que hemos generado, montones de chivatones, vagos e hijos de puta, y perdóname el francés, es la realidad que veo, pero también hay gente buena y trabajadora y tiene que valer la pena porque nosotros no tendríamos sentido, no importa donde estemos, somos lo que somos y somos mejores que los chivatones hijos de putas que llenan Cuba y llenan el exilio, somos mejores que ellos y duele que esa ralea chusma e ignorante siga dictando las pautas y por nosotros vale la pena. Un abrazo, saludos a Simón.

Anonymous said...

Ya todo esta dicho.

Simon-Jose said...

Y aquí esta el quid de la cuestión.

Del único modo que podemos llegar al entendimiento e intercambiar ideas es contactando entre nosotros mismos.
Del único modo que puedo explicarte como se resuelve ese problema es conversando contigo. Y si tu lo sabes del único modo que puedo saberlo yo es conversando entre nosotros.
El problema de la incomunicación es el verdadero lastre que impide un cambio en Cuba hacia una democracia real y libertades públicas absolutas.
Arrastramos "el miedo" que nos han sembrado desde allá y no nos atrevemos a aceptar propuestas de contactos para escuchar ideas porque "cualquiera puede ser un infiltrado".
Y asi es imposible que alguien con ideas prácticas, posibles y creíbles, que no son tan difíciles como nos han hecho creer, pueda adelantar en esta batalla.
Y si quieres, pues empezamos tu y yo.
Y te advierto que soy capaz de convencer a los americanos que el Sur ganó la Guerra de Secesión.
Un abrazo patriótico y cubanísimo,
Simón José.

Anonymous said...

Ese es el problema, que todos nos creemos que tenemos la verdad en la mano, querer convencer a los americanos que el sur gano la guerra y no estar abierto a otras opiniones. El problema real es ese, que todos los cubanos llevamos un fidelito castrico dentro. Saludos Cualquiera

Esperanza E. Serrano said...

Gracias, amigo, por tus palabras y por tu comprensión. Sería un gran placer para mi poder publicar tu poema en mi blog.
Si así lo deseas puedes enviármelo a esperanzase@gmial.com.
En cuanto al saludo a Simón creo que él está más cerca de ti que de mi. Yo vivo en Brandon y él en Miami.
Un abrazo
Espe

La Segunda Rueda said...

Gracias Espe, a ver si nos encontramos en algún momento, y con Simón, pero no para hablar de "la cosa", que "la cosa está muy mala". Ahora no estoy en casa. Saludos, un abrazo. (Aquí un link de "Adios Cuba" http://lasegundarueda.blogspot.com/2011/10/adios-cuba-2003.html

Esperanza E. Serrano said...

Ya lo publiqué.Te aseguro que unos cuantos se identificarán con el mensaje.
Espero que algún día podamos encontrarnos y compartir una buena cena con una de esas recetas que has publicado.
Un abrazo
Espe

La Segunda Rueda said...

Gracis Espe, eso espero. Te escribo luego del correo.

Novela

"EL VACÍO INMENSO" , es un incisivo testimonio de la realidad cubana pero es sobre todo una historia de amor y esperanza. Con d...