Wednesday, June 19, 2013

De cuando Kennedy se burló de los Estados Unidos.


Hitler saluda a Reitsch


Hannah Reitsch (1912-1979) fue una mujer piloto que impuso varios records de aviación y recibió numerosos premios, también fue la única mujer condecorada con la Cruz de Hierro de Primera Clase por el mismo Adolfo Hitler durante la Segunda Guerra Mundial.

  
 Hasta aquí la historia no es común pero tampoco rara. El nazismo fue la ideología seguida por muchos alemanes, y tampoco era Hannah Reitsch, la única mujer en la historia tratando de romper records o lograr metas inalcanzables para la mayoría de los mortales. 


 La cosa se vuelve rara cuando una persona como ella, que profesó fielmente la criminal ideología nazi, por culpa de la cual se asesinaron millones de personas, y profesó dicha ideología hasta el fin de sus días (en su última entrevista Reitsch dijo: "¿Y qué tenemos en Alemania? Una tierra de banqueros y constructores de carros... No siento vergüenza al decir que creo en el Nacional Socialismo. Todavía uso la Cruz de Hierro con diamantes que Hitler me dio. Actualmente en Alemania no encontrarás a nadie que vote por Hitler... Muchos alemanes se sienten culpables por la guerra, pero no explican la culpa real que compartimos … que perdimos"), lo raro es que esta mujer fue invitada a La Casa Blanca en 1961 por el entonces presidente John Fitzgerald Kennedy y eso no lo entiendo. 

Reitsch y Kennedy en La Casa Blanca
 Kennedy, el individuo, podía admirar a quien le diera la gana incluyendo nazis, pero como presidente de una nación democrática y líder del mundo libre, que luchó contra el fascismo, debía cumplir la ley del país (no se les permite entrar a los Estados Unidos a personas que militaron en el partido Nazi o en las juventudes hitlerianas) y debió representar al pueblo americano de una mejor manera y no invitar a un sujeto con semejante historia a La Casa Blanca.

No comments:

Buscando extraterrestres

Encontrar extraterrestres, comunicarse con otras civilizaciones ha sido una constante entre nuestros científicos y en la imaginación p...