Thursday, June 27, 2013

William Walker, Narciso López, nacionalismo y la bandera cubana.

 
W. Walker
 Para mí el sentimiento nacionalista es un absurdo. El nacionalismo ha traído a la humanidad desgracias tan grandes como masacres y guerras y es quizás el nacionalismo el que ha llevado a los historiadores cubanos a ver en Narciso López a un héroe que fue el diseñador de la bandera cubana, y más recientes historiadores presionados o confundidos por la propaganda socialista de Castro ven en William Walker a un bandido. 


 Walker nació en 1824. Fue un médico, abogado, periodista y político estadounidense que se dedicó al filibusterismo y llegó, con trampa, a ser presidente de Nicaragua. Murió fusilado en Honduras mientras trataba, con una expedición, unirse a José Trinidad Cabañas que intentaba regresar al poder de dicho país.

Narciso López

  Narciso López de Urriola nació en Caracas en 1798 de padres vascos. Fue un militar, llegó al grado de coronel, y burócrata al servicio de la corona española y viajó a Cuba desde España como asistente del gobernador general y perdió su puesto cuando cambiaron al gobernador en 1843. Trató varios negocios sin suerte y se convirtió en un partisano de la guerra contra España, viajando a Estados Unidos en 1848 después que se sucedieron varios arrestos a conspiradores.
Algunas rutas filibusteras
 
 En cuanto llegó a los Estados Unidos comenzó a preparar una expedición filibustera con el objetivo de arrebatarle a España la isla de Cuba y anexarla a la nación norteña. López contactó políticos influyentes y reclutó entre otros voluntarios, a cubanos exiliados. 

 Zachary Taylor, el presidente estadounidense de entonces, había renunciado al filibusterismo como una forma válida de expansión para el país y ordenó bloquear la expedición. 

Actual bandera cubana diseñada por N. López



  López consiguió la ayuda de políticos de los estados esclavistas del sur, que veían en la anexión de la Cuba también esclavista, un apoyo más para continuar con su inhumana economía, y no olvidemos que López buscaba el anexionismo de Cuba a Estados Unidos, donde radicaban quienes pagaban su aventura en busca de poder.


 La expedición desembarcó en Cárdenas portando un estandarte, (diseñado por Narciso López y un poeta llamado Teurbe Tolón), que hoy es la actual bandera cubana. La expedición fue un fracaso porque el pueblo se unió al ejército para repeler a los filibusteros que se retiraron a Cayo Hueso. López planificó una segunda expedición en 1851, tampoco encontró apoyo del pueblo y fue vencido por las tropas españolas y fusilado junto a varios de los expedicionarios. 

                                   
Bandera de Céspedes


Para mí no hay ninguna diferencia entre Walker y López. Los movió la ambición y quién sabe qué otras cosas y son dos hombres de ideologías semejantes, pero son vistos por el prisma de los cubanos de manera diferente, por la sola razón de que la insignia que López enarboló en su expedición anexionista, expansionista, imperialista de filibustero inmoral (para usar los epítetos que gusta usar la propaganda castrista), es la misma bandera que hoy representa a Cuba oficialmente y por eso desearía que nuestra enseña fuera la de Céspedes, pero la historia es diferente y los generales mambises prefirieron la bandera de un anexionista aventurero a la de Carlos Manuel de Céspedes, el padre de la patria, imagino que por celos y ansias de resaltar como los únicos y los mejores. Por eso no llegaron muy lejos con sus ambiciones.


 El nacionalismo es una porquería mírese por donde se mire y la historia tiene muchas respuestas pero nadie le presta atención.


No comments:

Como esas cosas que prefiero no ver

Eres como esas cosas que prefiero no ver porque en mi memoria son más bellas Porque eres sincera pero también como invierno en primav...