Friday, August 31, 2012

La Musa Verde



 Para los sibaritas amantes de la literatura les tengo un trago que inspiró a famosos pintores, escritores y vagabundos sin nombre, para el fin de semana. 

 Ya que el absinthe, absenta o ajenjo en español, dejó de estar prohibido desde el 2007 en los Estados Unidos y se vende aunque con algunas regulaciones de contenido, aquí está el trago. 

 En una copa de cristal se vierte 1 onza de absinthe. En el borde de la copa se coloca la cuchara agujereada de absinthe con un terrón de azúcar y lentamente se va echando agua bien fría sobre el terrón para irlo disolviendo y que se vaya mezclando el agua azucarada con la bebida de alto contenido alcohólico, para dar como resultado un líquido de color verde y apariencia lechosa con supuestas propiedades alucinógenas. 

Copa y cuchara típicas
            

5 comments:

Esperanza E. Serrano said...

Si me tomo ese trago me paso un mes con las neuronas revueltas.
Gracias, pero declino la invitación, sobre todo ahora que estoy de abuela a tiempo completo.
Un abrazo y que disfrutes el trago en brazos de una muy buena compañia, digo, por si acaso las musas no bajan del todo verde)
Espe

Anonymous said...

segunda el trago la verdad servido en es copa invita a beber ,peroooo yo desde hace 2 años que cogi una con media botella de guayabita y el resto de mojito bacardi ,parece que hubieron problemas politicos entre ellos dentro de mi estomago y me vire de reves no quise saber mas na de bebidas alcoholicas
(una beer de cuando en vez por las calores).Bebalo usted por la salud de quienes te visitamos.salud
niño

La Segunda Rueda said...

Hola. En realidad es una bebida suave, para quien le gusta el anís bien agradable. Les deseo un gran fin de semana. Gracias amigos.

Anonymous said...

Si, es como un licor de anis pero el sabor mas suave

Anonymous said...

Me gustaria probar el original. Saludos Cualquiera.

Como esas cosas que prefiero no ver

Eres como esas cosas que prefiero no ver porque en mi memoria son más bellas Porque eres sincera pero también como invierno en primav...