Tuesday, March 19, 2013

La Guerra de las Maletas



 En el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA por sus siglas en Inglés en los códigos de aviación) se desata una pelea que demuestra la corrupción institucionalizada del gobierno y sus ramas, la peor de todas, la que todos creen que no es corrupción, y de como el sistema económico más exitoso de la historia está olvidando su esencia y se convierte lenta e imperceptiblemente, de la mano de políticos y abogados, al peligroso e inhumano comunismo que es tan sólo la corrupción hecha gobierno y el poder absoluto del esclavizante estado sobre los ciudadanos.



  Hablo de la lucha por envolver maletas.
  
 El contrato, como sucede siempre con las comisiones del gobierno (corrupción institucionalizada), va al mejor postor, el que pague más, soborne mejor. No se permite la competencia real, es tan sólo la competencia por establecer un precio que satisfaga la insaciable ambición del estado y no la competencia capitalista que tiende a abaratar los precios u ofrecer más calidad en el servicio y beneficia al cliente.

  
 Esta concesión fue otorgada a Sinapsis/TrueStar después de pagar 11.1 millones de dólares según periódicos locales, pago que redujo a 8 millones cuando otra compañía, SafeWrap, comenzó a envolver maletas en la periferia del aeropuerto después de haber perdido el contrato con MIA.

  
 La controversia sigue y como siempre, el perjudicado es el consumidor, el contribuyente que paga impuestos y con los impuestos paga los salarios de comisionados, alcaldes, gobernadores, administradores de instituciones y demás bergantes, y que con los impuestos tiene que seguir manteniendo gobiernos cada vez más sedentarios, más inoperantes y mucho más avariciosos y a sus ineficientes instituciones, incluido el MIA. Contribuyente que no puede beneficiarse de la competencia capitalista entre 2 empresas, competencia que reduciría los costos de embalar equipaje con unos pocos metros de nylon, con una máquina que no gasta más corriente que un refrigerador y un operario al que no le pagan más que el salario mínimo sin ningún tipo de beneficios (vacaciones, seguro médico y dental, plan de retiro y otros similares). Pero esta reducción de costo producto de la competencia no satisfará la inagotable gula de los políticos, burócratas y empleados gubernamentales, tan sólo beneficiará al pueblo.

  
 Quiero aclarar que no tengo ningún vínculo con las empresas en disputa ni el aeropuerto y cuando viajo siempre lo hago con maletín de mano. Esto es tan sólo la opinión de un ciudadano preocupado por el camino de corrupción, subdesarrollo, nepotismo, abuso de poder y de influencias tan descarado que está tomando la ciudad de Miami y sobre todo, preocupado por la contaminación del sistema con prácticas propias de sistemas fracasados y abusadores como es el sistema comunista o neoesclavista que es como prefiero llamarle.

  
 El capitalismo no es perfecto pero es mejor que el socialismo y no debía involucionar a un sistema feudal disfrazado de progresista, sino evolucionar hacia algo mejor.

3 comments:

Anonymous said...

Una de las bolsas verdes dice "comida", parecen Haitianos

Anonymous said...

de madre, con tantos palos que nos dio la "vida"!!!! y seguimos dandole a la "vida" flores

Anonymous said...

y la mitad de toda esa gente esta viviendo de foodstamps y disability

Como esas cosas que prefiero no ver

Eres como esas cosas que prefiero no ver porque en mi memoria son más bellas Porque eres sincera pero también como invierno en primav...