Tuesday, June 7, 2011

Historia de un Secuestro

Visto en Kuba Sepia. Blog de Katia Sonia



Historia de un secuestro

En la madrugada del 18 de Marzo fui secuestrada junto a Aimé Cabrales Aguilar en la esquina de la calzada de Infanta y Santo Tomás a escasos metros de mi vivienda y en plena vía pública por un una guagua con chapa de turismo en la que venían mujeres uniformadas de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y dos autos Geely con chapa particular con agentes de la Seguridad del Estado que vestían ropa civil, fácil de identificar por sus rostros crueles y sus cuerpos de personas bien alimentadas.
A las cuatros de la madrugada y luego de un forcejeo entre esas mujeres y nosotras pues nos atacaron como si se tratara de dos mujeres altamente peligrosas nos llevaron en el Geely hacia la Cuarta Unidad del Cerro, en Infanta y Amenidad, allí nos entraron por la parte trasera y nos ubicaron en habitaciones distintas. En segundos apareció un individuo que ni me percaté de los grados que tenía pues tuvimos un pequeño altercado e inmediatamente me despojó de mi teléfono móvil y me sacó del lugar, montándome en un carro patrullero y escoltado con una mujer de la policía, uniformada que en sus manos portaba mi teléfono y un acta de detención que decía “Contrarrevolucionaria” claro no así como lo acabo de escribir sino de este forma Contra revolucionaria, calificativo que utilizan a diario y que no aprenden a escribir.
Iniciaron un largo recorrido hasta llegar a la unidad de Santa Fe donde fui rechazada por los oficiales de guardia cuando le mostraron el acta, en cuestiones de minutos resolvieron que me trasladaran a la estación de 7ma y 62 en el municipio Playa más conocida por la Quinta, allí fui directamente a los calabozos donde me hicieron una exhaustiva requisa, tuve que dejar mi cartera con mis pertenencias incluyendo mis prendas.
Un oficial de la PNR de instrucción penal a cierta distancia me comunica que me tengo que cambiar de ropa y se acerca con un uniforme gris y numeración en blanco , mis palabras solo fueron, cuando venga el de la CIM dígale que se la ponga el, entonces me percate de cómo los rostros de cada uno comenzaron a cambiar y su respuesta solo fue “no, tranquila” allí me indicaron la celda 7 donde permanecí desde las 6:30 am del 18 de marzo hasta 10:00pm del 19 sin ingerir agua ni alimentos como protesta por la arbitrariedad de tal detención. Total fueron 42 horas...

Seguir leyendo en:  http://kubasepia.wordpress.com/2011/03/24/historia-de-un-secuestro/

No comments:

Como esas cosas que prefiero no ver

Eres como esas cosas que prefiero no ver porque en mi memoria son más bellas Porque eres sincera pero también como invierno en primav...